¿QUÉ ALTERACIONES ACOMPAÑAN AL PROCESO INFECCIOSO?

Las alteraciones inmunológicas que se producen en la infección por COVID-19 pueden desencadenar un cuadro inflamatorio muy intenso  que provoca una disfunción del sistema nervioso periférico y central (sensibilización periférica y central), estableciendo un verdadero círculo vicioso de repuestas que pueden poner en riesgo la vida del paciente.

Esta cascada inflamatoria, puede ocasionar afectación de otro órgano diana que es el corazón, dañando sus células (miocitos), provocando daño miocárdico con consecuencias graves como miocarditis o isquemia miocardica. Así, en la infección por COVID-19, es necesario ser prudente y precavido en la prescripción del ejercicio

Los procesos de sensibilización y de disfunción inmune  provocan síntomas a nivel sensitivo (parestesias como hormigueos), muscular (mialgias y cansancio intenso), hormonal (aumentos de hormnas como el cortisol), neurovegetativo (cuadros de hipo o hipertensión arterial) y del sistema nervioso central (alteración cognitiva con disminucion de la capacidad de concetración o alteraciones del sueño)

Todos estos complejos cuadros sintomáticos contribuyen a perpetuar el cuadro clínico infeccioso, por lo que, deben ser tenidos en cuenta para poder revertir de forma completa el deterioro orgánico global provocado por la infección vírica.

Nuestro Programa hace un abordaje médico global en el que  junto al tratamiento médico y farmacológico, se incluyen las áreas de prescripción de ejercicio, rehabilitación y fisioterapia, nutrición y control emocional

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar